Archive for Profesiones Libres

Fabriquemos coches

Recientemente han surgido movimientos sociales espontáneos que reclaman un cambio del modelo socioeconómico, en coherencia con reflexiones hechas en este mismo blog y que reflejan un sentimiento mayoritario, otorgar poder al pueblo.

Pero es necesario que el pueblo de la aldea global en la que vivimos sea capaz de ejercer fuerza sobre los opresores. Por su puesto, sin usar la violencia. En épocas en las que la opresión era violenta la respuesta más apropiada fue una revolución violenta, pero hoy en día nos vemos inmersos en una encapsulación del verdadero poder, lo cual hace inapropiada una respuesta violenta puesto que la cápsula pseudodemocrática impuesta por los medios de comunicación manipulados acabaría dando la razón a los opresores.

Los dueños del mundo son “los mercados”, a los que les toca decirles que nos devuelvan nuestro dinero, pero ni si quiera nos dejan hablar. Puesto que estas personas, con nombre y apellidos, se esconden detrás de esta situación, es necesaria una forma de ejercer fuerza sobre ellos para que el pueblo recupere el poder que le corresponde.

Un buen símil para los programadores es el sistema operativo GNU, una alternativa a la colonización digital impuesta por el software privativo. En la medida en la que todo el mundo utilice software libre, el poder del gran monopolio se verá mermado y los usuarios de ordenadores podrán tener el control de su informática.

Trasladando esta filosofía al modelo socioeconómico es posible plantear alternativas que resten poder a los dueños de los mercados. Por ejemplo, pensemos uno de los símbolos del capitalismo, la compañía de fabricación de automóviles Ford. Es sabido que si otorgamos los medios de producción a la clase proletaria nos enfrentaríamos al fracaso del modelo soviético, pero esto no impide que se puedan plantear nuevas formas que sean eficientes.

Pensemos en fabricar coches, dada la crisis energética causada por los dueños de los mercados, coches basados en pilas de hidrógeno. Para construir una planta de producción es necesaria una inversión importante, pero si es realizada por todo aquel que quiera aportar lo que considere conveniente, no tiene por qué suponer ningún trastorno. Se puede pues pensar en inversores o emprendedores libres y afrontar la labor del emprendedor como un trabajo en equipo.

Una vez que se tenga una alternativa, el respaldo del pueblo desbancaría al mercado, por lo menos al automovilístico. Pero es posible pensar en soluciones para todos y cada uno de los “mercados”, y me parece muy importante encauzar por este camino las demandas sociales que están surgiendo espontáneamente.

Licencia Creative Commons
Fabriquemos coches por Mark Roberts se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en wp.me.

Anuncios

Leave a comment »

Hacia un nuevo modelo de Democracia

Existe abundante documentación sobre el funcionamiento de los sistemas democráticos implantados en el mundo desarrollado, pero alejándose de los tecnicismos y de los datos concretos, todos tenemos una idea intuitiva sobre lo que supone una democracia. Aparentemente y en contraposición con regímenes autoritarios, opresivos o imperialistas de otras épocas o incluso presentes hoy en día, es la mejor solución, pero resulta no ser más que una mera ilusión, pues el poder no está en manos del pueblo, ni si quiera en manos de los líderes elegidos mediante el actual sistema electoral. En realidad y a pesar de los que nos hagan creer los medios de comunicación somos tan esclavos del sistema capitalista cómo lo eran en la antigua Roma. Los nuevos emperadores son tan dueños del dinero y los “mercados” como de todo lo demás, pero a diferencia de otras épocas, hoy en día no tienen una cabeza para cortar.

Democracia, el poder reside en el pueblo. Bien, esto debe ser así, pero, ¿cómo puede expresar el pueblo su voluntad? En situaciones de opresión extrema, lo único que el pueblo puede y debe ambicionar es la libertad, por lo que herramientas como la guillotina, la hoz o el martillo pueden ser las más apropiadas. En épocas donde la educación no estaba al alcance de todo el mundo y donde la forma de transmitir información se limitaba a la presencia personal o bien al correo postal, tenían cabida los sistemas democráticos aún vigentes hoy en día. Por ejemplo, elegir a un diputado al que no conocemos cada cuatro años para que se limite a otorgar su voto al representante de su grupo de diputados, tenía sentido cuando los medios de comunicación no eran lo que son hoy en día, pero en la época de la sociedad de la información me parece una forma de democracia obsoleta e ineficaz.

Modelo de Democracia Obsoleto (archivo de Wikimedia Commons)

Se ha de pensar en un nuevo modelo de democracia que verdaderamente otorgue poder al pueblo. Dado el potencial de movilización que están demostrando las redes sociales, no se puede seguir utilizando un sistema democrático pensado en siglos anteriores. Así que se podría hablar de representantes libres, alejándose del turbio concepto que se tiene hoy en día de un político. Al margen de los partidos, de apuntarse a uno de los dos bandos más populares o de la manipulación de la información, hoy en día es posible idear un nuevo modelo de democracia. Digo democracia y no política, pues la figura de una persona dedicada a convencer y movilizar a las masas quedaría fuera lugar. Se ha de pensar en un modelo transparente, donde cada individuo sea consciente de que es lo que elige y por qué. Claro, la complejidad de cada tema especifico hace imposible que todo el mundo sepa sobre todas las cosas, pero esto no hace mas que poner de manifiesto la necesidad de aportar creatividad para su desarrollo.

Por ejemplo, supongamos que todo el mundo tiene acceso y utiliza habitualmente Internet . Se ha de votar una nueva ley que regule la edad a la que se adquiere una determinada autonomía jurídica. La mayor parte de la gente no tenemos conocimientos suficientes sobre temas jurídicos, morales, sociales o éticos, como para tomar una decisión coherente, por lo que llamar a una votación masiva sería un error. Sin embargo esto no impide que se puedan elegir representantes con los conocimientos suficientes como para que ellos voten apropiadamente. Mediante un entorno electoral telemático los nuevos diputados serían dinámicos. Cualquiera podría presentar su currículum para ocupar uno de los diversos puestos de representante electoral, uno por cada votación. Podrían establecerse incluso sistemas de varias vueltas que ofreciesen mayor dinamismo, etc. En cualquier caso en la era de la sociedad de la información no se puede escatimar esfuerzo a la hora de desarrollar un sistema electoral, por muy complicado que pueda llegar a parecer.

Licencia de Creative Commons
Hacia un nuevo modelo de Democracia by Mark Roberts se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en wp.me.

Leave a comment »

Nuevo modelo para los músicos

El término “Industria musical” y el modelo de negocio asociado a él está quedando obsoleto. Inconscientemente se está buscando una nueva forma de creatividad alejada de la que consideramos como obvia. El uso de la Red conlleva un cambio de conducta que debe ser considerado como positivo y no al revés. En realidad, son los músicos los que han de beneficiarse de la posibilidad de realizar aportaciones de una forma libre. Compensar al músico y no a las compañías discográficas encaja completamente en la filosofía que se pretende promulgar.

Tradicionalmente se ha pensado que una canción es algo fijo, anclado y no modificable, como el software privativo. Pero esto no tiene por qué ser así. El propósito de las partituras escritas por los grandes compositores de épocas pasadas era que su obra fuese leída interpretada o escuchada por alguien más. Nadie tendría que impedir a nadie extender estas obras, modificarlas, o crear otras nuevas a partir de ellas. De hecho, cualquier compositor inconscientemente es influido por la música que ha escuchado anteriormente y coge porciones de composiciones anteriores sobre las que hace aportaciones nuevas. El reconocimiento jurídico de una obra como completamente nueva es un tanto subjetivo e incoherente. No tengo datos históricos concretos a los que referirme, pero antes de que nadie decidiese ejercer ningún tipo de privación sobre una composición musical, las canciones eran de dominio popular, tanto como el lenguaje hablado, la canción existía en si misma cuando se cantaba, pasando de unos a otros de una forma completamente libre. Esta es la esencia natural de la música, libre.

Con las nuevas tecnologías se tiene la posibilidad de que las obras musicales sean reconocidas para su autor y además se disponga de plena libertad sobre ellas. Yo podría partir del Canon de Pachelbel, crear una nueva versión más rockera y mi nueva obra contendría tanto las aportaciones de Pachelbel como las mías. Podría cambiar una sola nota y podría ser suficiente.

Otro aspecto importante en cuanto a la libertad para un músico es la posibilidad de interpretar cualquier canción. Puede haber buenos compositores y buenos interpretes, por lo que la música en directo tomaría un nuevo planteamiento, más cercano al músico libre y no a la industria musical.

Leave a comment »

Profesiones libres

En esta sección se pretende mostrar la trascendencia de nuestro propósito. No se trata únicamente de un entorno para programadores. Obviamente, cualquier programador debe ambicionar la libertad con un gran entusiasmo, y resulta imprescindible contar con el apoyo de una buena comunidad de programadores libres, pero nuestro objetivo es mucho más ambicioso. Potencialmente, conlleva cambios políticos, económicos y sociales, algo que quizá resulte difícil demostrar y mucho más analizar desde una experiencia práctica, pero que en cualquier caso debe ser tenido en cuenta.

Por ello, se pretende contar con el apoyo y la colaboración del mayor número de personas, de cualquier ámbito. Escritores, músicos, pintores, etc. Y no sólo en el ámbito intelectual, extender nuestra forma de pensar a todas las profesiones puede llegar a beneficiar a cualquier obrero. Más aún, puede llegar a establecer un verdadero régimen democrático de forma universal.

En sucesivas entradas se pretende exponer todo esto mediante ejemplos que lo ilustren. En principio, basados en mi visión sobre cada tema, pero cualquier aportación positiva es bien recibida.

Leave a comment »