Nuevo modelo para los músicos

El término “Industria musical” y el modelo de negocio asociado a él está quedando obsoleto. Inconscientemente se está buscando una nueva forma de creatividad alejada de la que consideramos como obvia. El uso de la Red conlleva un cambio de conducta que debe ser considerado como positivo y no al revés. En realidad, son los músicos los que han de beneficiarse de la posibilidad de realizar aportaciones de una forma libre. Compensar al músico y no a las compañías discográficas encaja completamente en la filosofía que se pretende promulgar.

Tradicionalmente se ha pensado que una canción es algo fijo, anclado y no modificable, como el software privativo. Pero esto no tiene por qué ser así. El propósito de las partituras escritas por los grandes compositores de épocas pasadas era que su obra fuese leída interpretada o escuchada por alguien más. Nadie tendría que impedir a nadie extender estas obras, modificarlas, o crear otras nuevas a partir de ellas. De hecho, cualquier compositor inconscientemente es influido por la música que ha escuchado anteriormente y coge porciones de composiciones anteriores sobre las que hace aportaciones nuevas. El reconocimiento jurídico de una obra como completamente nueva es un tanto subjetivo e incoherente. No tengo datos históricos concretos a los que referirme, pero antes de que nadie decidiese ejercer ningún tipo de privación sobre una composición musical, las canciones eran de dominio popular, tanto como el lenguaje hablado, la canción existía en si misma cuando se cantaba, pasando de unos a otros de una forma completamente libre. Esta es la esencia natural de la música, libre.

Con las nuevas tecnologías se tiene la posibilidad de que las obras musicales sean reconocidas para su autor y además se disponga de plena libertad sobre ellas. Yo podría partir del Canon de Pachelbel, crear una nueva versión más rockera y mi nueva obra contendría tanto las aportaciones de Pachelbel como las mías. Podría cambiar una sola nota y podría ser suficiente.

Otro aspecto importante en cuanto a la libertad para un músico es la posibilidad de interpretar cualquier canción. Puede haber buenos compositores y buenos interpretes, por lo que la música en directo tomaría un nuevo planteamiento, más cercano al músico libre y no a la industria musical.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: